Mat-arte

Pintura de  Alyssa Monks Scream 48"x72", oil on linen, 2010

“No existe sensación más vívida que el dolor; sus impresiones son ciertas, confiables, nunca engañan como esas del placer que las mujeres continuamente fingen y casi nunca experimentan”.

Marqués de Sade, Justina o las desgracias de la virtud.

 

“En suma, la materia no se destruye para adoptar nuevas formas, como tampoco lo hace un cuadrado de cera cuando alguien lo convierte en un círculo. Nada hay más natural que estas resurrecciones perpetuas, y no es menos habitual nacer dos veces que nacer una. Todo en el mundo es resurrección: las orugas se convierten en mariposas; una semilla resucita en forma de árbol; todos los animales enterrados en la tierra renacen en la hierba, las plantas, los gusanos, y alimentan a otros animales, con cuya sustancia acaban por fundirse”.

Marqués de Sade, Julieta.

Pintura de  Francis Bacon Three Studies for a Crucifixion, 1962. Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York

"El crimen es el alma de la lujuria. ¿Qué sería del placer sin el crimen? No es el desenfreno lo que nos excita, sino el mal".

Marqués de Sade

LA CARNICERÍA DEL ARTE

(La literalidad)

Pintura de  Jonathan Cadavid Marin  "Somos carne"

"Hubiera querido regalárteme muerta,

para no morir mil veces, cada vez en cada cópula.

¿Qué ha habido más allá del amor y la  muerte?

¿El placer? ¿el goce indescriptible?

¿El intento de encontrarme en cada hombre?

la búsqueda de otro ser, que al ser yo misma

solo existe en la memoria de mi cuerpo

como reminiscencia absurda

de un maldito recuerdo, a punto de ser olvidado..."

 

(Convocando a Farabeuf, o la crónica de un instante de Salvador Elizondo)

(La visceralidad)

 

Los artistas actuales quitan todas las veladuras y los subterfugios, Creo que Francis Bacon fue uno de los percusores, al presentar al ser humano en toda su fealdad, sus retratos eliminan cualquier rastro de humanidad y por eso resultan grotescos e inadmisibles. Para el común de los mortales resulta imposible reconocerse en esas aberrantes masas deformadas de pintura.

¿Pero qué pasa si el artista respeta ciertos rasgos humanos para poner en evidencia la miseria humana?  Entonces el efecto es brutal, el espectador puede reconocerse y el impacto es aterrador.

Si tienes algo que aportar, no dudes en mandarlo. Y no olvides compartir esto con tus cuates, se van a llevar una sorpresa o un buen susto ¿quién sabe?

Pintura de  Victoria Duarte