LA MUSA

Nota de Intención

La inspiración es un problema central en la historia del  arte, de ella depende la originalidad, la calidad y la cantidad de trabajo que puede realizar con éxito un artista, pero ésta  es totalmente involuntaria, irracional e inconsciente;  una especie de  gracia,  incontrolable e irresistible, que  en cúpula perfecta con el talento  va a cristalizarse en un brote de creatividad.  Surge de una  revelación  del espiritu, de las profundidades del subconsciente para permitir que el artista entre en un estado de éxtasis, de frenesí, de  furor poético que le permita crear obras magistrales . 

En  la Grecia clásica los artistas  eran seres elegidos, que “recibían el aliento” de una potencia divina que, luego de una serie de invocaciones, se manifestaba  generalmente a través de  las musas.

Después de muchos siglos los criterios se van a dividir entre los que  dan  una explicación racional y afirman que la inspiración es un proceso azaroso pero completamente natural de asociación de ideas y pensamientos,  uníosonos y repentinos que pueden llegar a cualquier persona,  contra los que creen que  la inspiración es la evidencia del genio, que puede se poseido sólo por el artista pero no puede ser creado por él. 

En el  concepto moderno postulado por Freud y otros psicólogos posteriores,  la inspiración se ubica en la psique interna del artista y  va a surgir ante un conflicto psicológico o un profundo trauma. Sea cual sea el modelo, todas las teorias confirman que la inspiración se encuentra, por su propia naturaleza fuera del control del artísta.

En el film “La Musa”,  la serie de acontecimientos infortuitos y azarosos que caen sobre  sus  protagonistas, dan su propia solución al problema de la inspiración.  Kevin Duval es un héroe trágico, un escultor con talento pero sin confianza en sí mismo,  que a sus 40 años vive solo y a expensas de su hermano menor y se averguenza por ello. Prepara una exposición  pero no tiene muchas expectativas al respecto, para liberar a su hermano de la carga que él mismo representa, trabaja  en la Morgue haciendo mascaras y bustos funerarios sobre pedido.

La confrontación entre ambos hermanos  en la escena de apertura,  presentan el panorama general de la situación.  La sentencia profética de Teodoro que le dice a Kevin “... lo que tu necesitas es encontrar una mujer que te haga sufrir como un condenado...”  da el aviso de lo que viene después.

 La segunda premisa es que, aún en la actualidad, la musa es fuente de inspiración para  el artista, la musa terrenal generalmente reúne todos los estereotipos de la femenidad (amante, esposa, madre, virgen),  está asociada a la belleza, a la  inteligenciá, a la admiración, a la pureza, al amor apasionado  y de cierto modo a la fatalidad. La musa renuncia a sus propias espectativas para ser sólo un objeto  de inspiración ; al  reconocerse una y otra vez en la obra de su amado se conforma  con vivir en el espejismo ; desactiva su potencial creador para recrearse a sí misma en las obras de su otro yo que la reflejan y la glorifican,  pero desaparece en la realidad. De este modo asume su propia fatalidad y se convierte en mera herramienta al servicio de la estimulación del imaginario del otro. De otro modo no funciona, como ejemplo tenemos lo que le ocurrió a Camille Claudel cuando intento revelarse y adquirir una libertad creadora independiente.

Friné de Tespiés,  celébre por ser la primera musa terrenal reconocida, hereda a la heronína del film  no sólo el nombre y  la belleza, comparte con ella un poder ancestral de la vida después de la muerte.   Mi intención no es solamente rescatar la leyenda de Friné de Tespiés, que participaba en ritos ocultos y fue enjuiciada en Grecia hace 23 siglos,  por haber cometido la “impiedad” de comparar  su belleza con una diosa.  También  marco las diferencias fundamenteales.  Mientras Friné de Tespies es una  musa muy cercana a la imagen de mujer fatal, explotadora de sus  multiples amantes; nuestra heroína  juega el rol tradicional pasivo y sí cumple sumisamente con su función de musa-objeto de inspiración. Un simpático empleado de la Morgue, que está subyugado por los clásicos,  cuenta la historia de Friné de Tespies haciendo el recuento de los paralelismos y los  antagonismos entre las dos mujeres.   Él mismo le presenta a  Kevin Duval a la musa que cambiará su destino: Friné Grimaud.

Nuestra heroina es una pianista talentosa que luego de un conjuro siniestro, es sacrificada para provocar a Kevin un trauma  atroz, una sacudida mortal que lo va a sumergir en ese  furor creativo, incontenible que le da acceso al reconocimiento y la fama.

Por otro lado,  gracias al film, el espectador, va a poder tener un contacto directo con algunos procesos indispensables de la escultura, como es la elaboración completa de  un molde.

Como complemento hay unas pinceladas sobre el mecenaje actual, las opciones de supervivencia de un artista, los absurdos en que incurre la llamada critica de arte y el manejo de informacion televisiva.

Mi principal motivación, al escribir este cortometraje, surge por el hecho de que yo misma soy  una artista plástica  que ha vivido en carne propia  la problemática de la inspiración y que conoce a la perfección el mecanismo letal que desencadenan  las llamadas “musas”.  Me encantaría participar en un proyecto de un largometraje que engloba las bellas artes a partir de historias  para cada una de las categorías.  El tema  que expongo, atañe a las  7 arts premiers y estoy segura que mi historia va a dejar huella en los espectadores.

Decimos que "detrás de un gran hombre hay una gran mujer", pero como mujer, yo me pregunto ¿es necesario quedarse detrás siempre? ¿Es necesario morir simbolicamente y sacrificarse para dar ese impulso?

 

Todos los derechos reservados por INDAUTOR Y
Safe Creative #1702100706460

 

SI TE GUSTÓ, ENTRALE A LA COPERACHA PARA LA PUBLICACIÓN