Representación del crimen en el arte

¿Por qué incluir en un sitio web más bien literario una sección dedicada a las artes plásticas? La respuesta es simple: porque yo formo parte del gremio. Creo que mi estilo de vida y mi escritura lo corroboran. Siempre he pensado que un artista no puede ser un asesino, que sus impulsos destructivos se canalizan a través de sus obras, que puede masacrar las telas, pero que dificilmente va a matar a sus semejantes, que  si Hitler desató la segunda guerra mundial fue para expresar su frustración por no ser aceptado en la escuela de Arte, que fue una revancha personal. Pero a lo mejor me equivoco y el germen de la destrucción puede florecer aún entre los llamados creadores.

En todo caso, considero  este espacio un complemento visual indispensable para mis inquietudes. Como amante de la estética del horror y del dolor hice una selección de mis pintores favoritos, pero muchos de los artistas fueron descubiertos al hacer la investigación para escribir la novela. Uno de mis personajes, Xavier Rosenberg usa como fuente de inspiración los crímenes que comete el matameretrices de la Merced, se recrea de la mise-en-scène del estrangulador para rendir tributo póstumo a las víctimas, en la búsqueda del realismo, para darme una idea del tipo de obras que pudo haber realizado y poder dar una descripcion fiel, busqué referencias en la web. Me topé con un verdadero carnage en todos los géneros y en todas las técnicas. Hay  un verdadero culto a la criminalidad, a la violencia y a la tortura, en algunos casos como denuncia, pero en otros se puede palpar el gusto de los autores por lo mórbido, lo grotesco y lo sanguinario.

Aquí  las presento una pequeña muestra y los invito a ampliar el catálogo.

Fuyuko Matsui

“Lo siniestro es aquello que, debiendo permanecer oculto, se ha revelado”

                                                                                      Friedrich Schelling  

 “El orgasmo es un paroxismo; la desesperación, otro. El primero dura un instante; el segundo una vida.”

                                                                                                 Emil Cioran

 

 "Los pavores del hombre convertidos en materia para el goce pueden surgir tanto de vislumbrar aquello que no existe como de recrear aquello que sí tiene su lugar en este mundo. Tanto lo cotidiano como lo desconocido pueden estimular un pánico agradable"  

 Publicado en la web ttps://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1314779.la-estetica-del-horror.html

LOS CLASICOS

El grabado, morbo ilustrado

La nota roja aparece para exaltar el sensacionalismo colectivo y para satisfacer el morbo natural que tienen los seres humanos ante lo grotesco y lo prohibido. La narración dramatizada que abunda en descripciones minuciosas de un suceso sangriento (como muestra menciono el famoso "Siguióla, violóla y matóla con una pistola" que fue publicado en Alarma y que es parodiado por Cafe Tacuva en su rolita "Ármala de tos"),  va a ir acompañada de imágenes creadas por artistas como José Guadalupe Posada, autor de numerosas ilustraciones de noticias criminales, capaz, según Monsiváis, de convertir “los crímenes más notorios en expresión artística y ver en los hechos de sangre los cuentos de hadas de la mayoría” [Los mil y un velorios, p. 18]. Aquí les presentó algunas obras representativas que son una constante en todo el mundo y los invito a enriquecer este pequeño acervo.

La estética del horror en la Pintura

"Más que un lugar común, sentir atracción por el horror es una condición inherente al ser humano, una que ha dado lugar, en los terrenos del arte, a obras que penetran el entendimiento y ubican al espectador frente a un cadalso muy personal. Un referente obligado a la hora de abordar el tema de la estética del horror es Edmund Burke, escritor, filósofo y político irlandés del siglo XVIII. En sus reflexiones sobre abominaciones atrayentes afirma que el miedo, la repulsión, la monstruosidad, es condición indispensable para acceder a lo sublime, entendido como aquello que excita las pasiones hasta un grado violento" (1). Locos, héroes visionarios incomprendidos, seres inmortales que han logrado trascender a través de sus obras y que gracias a ellas se han vuelto sanadores del mundo. El compendio de obras que muestro han sido seleccionadas por su contenido, unas denuncian el crimen, otras lo representan de forma exaltada y ritualistica, algunas hasta se regocijan de la carnicería plasmada, lo cierto es que las imágenes expresan más que mil palabras sin que sea necesario analizar las patologías biográficas de los autores. (1) Publicado en la web ttps://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1314779.la-estetica-del-horror.html

Los famosos

Gericault con sus santos martirizados,  Pablo Rubens con su masacre de los inocentes; Otto Dix, George Grosz y Max Beckman muestran los horrores de la II Guerra Mundial, mientras Edgar Degas con su escena de guerra de la edad media se muestra ambiguo en sus efectos porque pese a la violencia evidente sobre las mujeres, se hace patente un juego erótico entre todos los participantes. Sir Edward Burne-Jones manifiesta una sensualidad parecida en su escena de los soldados agonizantes.  ¿O acaso es mi sucia imaginación que hace una lectura semejante de esas obras?  Por su parte Picasso y Francisco Goya  plasman la guerra como un crimen contra la humanidad y la denuncian como un verdadero desastre. Frida Kahlo, María Izquierdo y Julio Galán, en México, hacen su propia representación de la ruina física total, en una exaltación de la violencia y el dolor íntimo llevados al límite de lo inimaginable. ¿Acaso no Arturo Rivera, usa un simbolismo siniestro que resulta irresistible?

El "carnage" en el arte contemporáneo

Deja un comentario